Buscar por

Con perfumista exclusiva, natura es la casa de perfumería de Brasil

Hacer fragancias originales que combinen ingredientes brasileros y la forma de ser de nuestra gente es nuestro objetivo.

Publicado en: 25 mar. 2019, 18:03

Por su forma única de hacer fragancias que expresen la exuberancia y el alma de los brasileros, Natura es la Casa de Perfumería de Brasil. Hacer una perfumería original, con identidad olfativa única, proveniente de la mezcla de nuestros ingredientes, ambientes y de nuestra gente, es el desafío que guía cada lanzamiento de producto.

Lee también:

¿Qué son las familias olfativas de los perfumes?
¿Cómo hacer que la fragancia dure más? ¡conoce 7 mitos y verdades sobre la fijación!
¿Perfume mancha la piel en el sol? Especialista aclara

Para conseguir este desafío, tenemos una perfumista exclusiva, Verónica Kato, que forma parte de un selecto grupo de 400 especialistas que cargan ese título en el mundo. La profesional tiene a su disposición un laboratorio con 2.500 aromas diferentes - materias primas de los mejores perfumes del mundo - y más de 20 óleos esenciales exclusivos, provenientes de la biodiversidad brasilera.

Casa de Perfumería de Brasil

"Imagina tener esos colores inéditos (los óleos esenciales) ¡por montón para crear! Investigamos, estudiamos, plantamos y cuidamos de todo el proceso para poder utilizar. Cuando un proyecto comienza, exaploramos cien aromas diferentes y vemos el potencial de cada planta. Este proceso lleva años, y somos la única empresa en Brasil que hace esta inversión", explica Verónica.

Además de la búsqueda de fragancias que traduzcan nuestro país, la Casa de Perfumería de Brasil invierte recursos y esfuerzos para una producción cada vez más sustentable. En este escenario, se destaca el uso de alcohol 100% orgánico en las formulas y el de vidrio reciclado pos consumo en los frascos. Entre varios beneficios, estas dos iniciativas disminuyen considerablemente la emisión de gases de efecto invernadero en el medioambiente.

Cómo son hechos los perfumes

En Natura, una nueva fragancia comienza con la definición de un concepto: qué cara debe tener y cuál es su público objetivo.

Después de esta etapa, se planea cómo será el frasco y recién el equipo de perfumería comienza un análisis de combinaciones de aromas.

El proceso es cuidadoso y, por eso, no es rápido. Una fragancia de una línea ya existente, por ejemplo, puede demorar entre 6 meses a un año para estar lista. Cuando el producto es totalmente nuevo, el tiempo puede ser extendido hasta tres años.

Y, claro, nada de testeos en animales. Los productos de Casa de Perfumería de Brasil son testeados por muchas personas, desde profesionales del área hasta un público seleccionado.

Después de los testeos, varios ajustes son hechos, hasta que el equipo consiga llegar a tres opciones finales de fragancia. Es ahí que el producto que será de hecho comercializado es seleccionado por el equipo.

Todo esto es hecho para que el perfume llegue al consumidor de la mejor manera posible: sintetizando la esencia del brasilero. Al final, según Verónica, fragancias son como accesorios y tienen el poder de expresar aquello que queramos.

“El aroma va a ayudarte en el día a día. Te hará ser y sentir lo que quieras. Es una forma de expresión: te comunicas por medio de la fragancia que escoges".

Conoce a la perfumista

Como grandes perfumerías del mundo, estamos siempre buscando asegurar nuestra identidad olfativa. Nuestra perfumista exclusiva, Verónica Kato, es la única especialista fija en una empresa de América Latina.

Nacida en Bastos, al interior de San Pablo, la profesional estudió en grandes escuelas de perfumistas al rededor del mundo. Comenzó su carrera después de cursar farmacia bioquímica en la Universidad Estadual Paulista (Unesp) y hacer la práctica como asistente de perfumería en la empresa alemana Dragoco, hoy conocida como Symrise y una de las principales compañías del segmento en el mundo.
Al enamorarse por el área, Verónica estudió en la escuela de perfumería de la empresa Holzminden, en Alemania. Después, decidió especializarse y partió a Hadley, en Inglaterra, además de Grasse, en Francia. Para aprender sobre perfumería fina, ella también pasó por Nueva York, en Estados Unidos. Para llegar al título de perfumista, fueron cerca de diez años de mucho estudio.

Al volver a Brasil, Verónica trabajó para diversas empresas y, en 2006, optó por Natura. "Aquí todo tiene un significado. No hacemos nada simplemente para atraer al otro, pero, sí, buscando el bienestar de las personas. No es sólo un aroma para atraer, sino para que las personas se sientan bien, vivir bien el día a día. Queremos crear fragancias y transformar la vida de las personas, llevando mensajes, construyendo un mundo mejor, como en Ekos, línea con la cual intentamos ampliar el conocimiento de las personas sobre la naturaleza", afirma.